El e-commerce o comercio electrónico es una forma de transacción comercial que se realiza exclusivamente a través de internet (vender o comprar productos y/o servicios utilizando el internet como medio). 

Cada vez más las empresas eligen apostar por este tipo de comercio y esto es debido a las grandes ventajas que posee.

Principales ventajas del e-commerce

  • Disponibilidad todo el año

La principal ventaja de este tipo de comercio es que posee disponibilidad los 7 días de la semana, los 365 días del año. Esto beneficia tanto a la empresa, que puede vender incluso fuera del horario de la oficina, como a los clientes que se les dificulta realizar compras debido a su ritmo cotidiano.

Es por esto que, a través de la implementación de un e-commerce, un negocio puede estar facturando en cualquier momento del día y en cualquier horario.

  • Comprar desde cualquier parte del mundo

Otra de las principales ventajas del e-commerce es el alcance global que posee. La persona puede realizar compras desde cualquier parte del mundo y recibirlas en la puerta de su casa solo accediendo a internet y a algún tipo de dispositivo electrónico, como puede ser una computadora o un celular.

Uno de los objetivos más importantes es poder brindarles a los clientes comodidad. Hoy más que nunca el tiempo es oro y tener un buen canal de comercio electrónico permite a nuestros clientes no malgastarlo en traslados, filas y esperas para acceder a un producto o servicio. El e-commerce permite que la transacción se pueda realizar cómodamente desde los hogares o trabajos.

  • Disminución de costos

El e-commerce permite que se pueda tener una empresa y vender productos (o servicios) sin la necesidad de poseer un local comercial físico, con todos los gastos que este conlleva, siendo esto una gran ventaja. Los avances tecnológicos y la digitalización lograron desarrollar una forma de vender productos en línea lo que permite disminuir costos fijos por parte de las empresas.

  • Conecta con tus clientes

Si bien el e-commerce ya tiene varios años de existencia, sigue siendo una estrategia relativamente nueva. Como negocio, es una buena oportunidad para generar lealtad con los clientes, ofreciendo los productos o servicios en línea y generando una buena experiencia de compra (por ejemplo, ofreciendo varios métodos de pago o siendo lo más transparente posible).

  • Recolección de datos

La recolección de datos es uno de los principales objetivos en esta era digitalizada. Esto, permitirá ofrecerles a los potenciales clientes una experiencia más adecuada y personalizada. Por otro lado,  si se trabaja adecuadamente, se puede personalizar estos datos para futuras estrategias de marketing digital.

¿Querés saber más sobre Solida E-commerce? Contáctenos